viernes, 4 de enero de 2013

A golpe de calcetín, de Francisco Hinojosa






[Literatura Infantil]

A golpe de calcetín
de Francisco Hinojosa

Jesús Guerra

Paco Poyo era un niño de 12 años que vendía periódicos en el centro de la ciudad de México, en los años treinta del siglo XX. Por las tardes le ayudaba a un zapatero remendón, porque su padre le decía que debía aprender un oficio. Su familia era muy pobre y, para colmo de males, su padre, junto con sus compañeros de trabajo, organizan una huelga porque necesitaban que les aumentaran el sueldo, así que mientras durara la huelga, la familia viviría únicamente del trabajo de Paco. En esa época los periódicos que Paco vendía costaban cinco centavos, y para vender todos los que le tocaban tenía que caminar por todo el centro de la capital del país, es decir que trabajaba «a golpe de calcetín».

Paco se aburría a veces de su trabajo, pero por suerte tenía muchos amigos: boleros, taqueros, organilleros. Sin embargo, un día, Paco tuvo una aventura. Un señor lo llamó desde un carro y le ofreció comprarle todos sus periódicos y darle un peso extra (que en esos días era mucho dinero, sobre todo para Paco) si le hacía un favor: hacerse pasar por el hijo de un señor que estaba hospitalizado, y llevarle un recado. Para que la mentira funcionara, el señor llevó a Paco a una tienda de ropa muy elegante y le compró camisa, pantalones, calcetines, zapatos y boina nuevos. Paco estaba impresionado de todo lo que el señor se había gastado en vestirlo bien, pero era necesario para que Paco realmente pareciera el hijo del señor que estaba encamado en el hospital.

Paco no entendía por qué el señor que lo contrató gastaba tanto dinero por un mensaje. Creía que el señor además de ser rico estaba medio loco. Finalmente el señor lo llevó al hospital, y Paco hizo muy bien su papel, como si fuera un actor. No entendía nada pero eso no importaba, él quería hacer bien su trabajo y ganarse su peso extra. El hombre de la cama leyó el mensaje, y escribió una respuesta en la parte de atrás del mismo papel. Y cuando Paco salió del hospital, muy contento por haber hecho bien su trabajo, no encontró por ninguna parte al señor que lo había contratado. Paco se tuvo que gastar el poco dinero que traía en un pasaje de tranvía hasta el centro de la ciudad, y estaba tan enojado de que el señor lo hubiera abandonado en el hospital, que leyó el mensaje y la respuesta. Y aunque en ese momento no entendió nada, al día siguiente salió una noticia en el mismo periódico que Paco vendía, que lo hizo darse cuenta de que estaba metido en un problema complicado...

Si quieres saber en qué problema estaba metido Paco Poyo y lo que tuvo que hacer te recomiendo que leas este librito, interesante y divertido, de Francisco Hinojosa, el mismo autor de La peor señora del mundo, Léperas contra mocosos, Buscalacranes, Amadís de anís, Amadís de codorniz, La fórmula del doctor Funes, y Aníbal y Melquiades. El libro está ilustrado con dibujos padrísimos de Rafael Barajas, mejor conocido como El Fisgón. De verdad, no te lo pierdas.

. . . . . . . . . . . . . . .

A golpe de calcetín. Francisco Hinojosa. Ilustraciones de Rafael Barajas, El Fisgón. Fondo de Cultura Económica. Colección A la Orilla del Viento. Clasificación: Para los que leen bien. 8a reimpresión: 2012. 48 págs.

. . . . . . . . . . . . . . .

El libro se puede conseguir en:




7 comentarios:

  1. que buena esta la reseña, creo que mañana voy a adquirirlo un saludo a tan activo reseñador feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  2. mi papá nos lo compro hace muuuuchos años y la historia me encanto

    ResponderEliminar
  3. Excelente novela muy buena nos hace ver a ese mexico que esta ahi pero que nadie ve mi mexico 30nero

    ResponderEliminar
  4. Ese librito lo leía en la primaria había una pequeña biblioteca en la dirección y me ponía a leerlos a la salida

    ResponderEliminar
  5. El profe me regalo el libro y me ebcanto

    ResponderEliminar