sábado, 30 de marzo de 2013

La fórmula del doctor Funes, de Francisco Hinojosa





La fórmula del doctor Funes
de Francisco Hinojosa

Jesús Guerra

Martín es un niño de 11 años a quien sus papás le regalaron un telescopio. La intención de sus papás era que Martín mirara las estrellas y los planetas, pero a Martín le entretiene mucho más enfocar su telescopio a la calle y a los edificios que están frente al suyo. Se entretiene mucho espiando escenas chuscas, hasta que un día dirige su telescopio a una ventana en donde ve a un señor de unos 60 años que está preparando algo, y aunque al principio Martín cree que se trata de la comida, después se da cuenta que se trata de algo más por algunos ingredientes asquerosos.

Martín ve que el señor le da unas gotas de su extraño caldo a un gato grande. Al día siguiente, Martín ya no ve al gato en el departamento, pero sí ve a un gatito. Y ve que el señor está muy contento. A Martín le da mucha curiosidad ver ese departamento completo y lo único que se le ocurre es ir directamente con el pretexto de ver si tiene un gato que le venda. Pero el señor, que resulta ser el doctor Funes, es muy listo y pronto descubre la mentira de Martín, y éste termina por decirle la verdad, que lo espió con su telescopio. Al doctor Funes le resulta muy simpático Martín, y decide contarle la verdad: descubrió una fórmula para rejuvenecer, así que el gato grande y el gatito que Martín vio son en realidad el mismo gato. Y el doctor le confiesa a Martín que piensa tomar de su fórmula y convertirse en un muchacho de unos 18 años, y lo invita que pase al día siguiente a su departamento a ver el resultado.

Pero cuando al día siguiente llega Martín al departamento del doctor Funes, quien le abre la puerta es un niño, más o menos de su misma edad. ¡Él es el doctor Funes!, pero no calculó bien la dosis al tomarla. Sin embargo, al doctor no parece importarle el error, está encantado de ser un niño otra vez, y sabe que su error se corregirá con el tiempo. El doctor le pide a Martin que lo llame Pablo, pues ése es su nombre, y juntos inventan una mentira para que Pablo se pueda quedar una noche en la casa de Martín. Y luego inventan otra, para que se pueda quedar una temporada, porque resultaría muy raro que un niño viviera solo.

Ésta era la portada anterior. Es la misma ilustración pero,
si se fijan, hay pequeñas variaciones.


A Pablo a veces se le olvida que es un niño, y sorprende a la mamá de Martín cuando le pide café negro en el desayuno, y cuando se pone a leer el periódico y comenta noticias que nomás los adultos entienden. Va con Martín a la escuela, y molesta a los maestros porque en muchas materias sabe más que ellos. Así comienzan las aventuras de Martín y de Pablo, que se van complicando, por ejemplo, cuando Pablo convierte a la maestra de biología en una niña de ocho años. Y también, cuando se dan cuenta que el acérrimo enemigo del doctor Funes, un tipo llamado el doctor Moebius, le roba el cuaderno en donde tenía apuntada la fórmula de la juventud instantánea.

Ya no les voy a contar más, para que ustedes puedan descubrir lo que sucede cuando lean el libro. La verdad es que es divertidísimo. Ustedes ya conocen otros libros de este autor, Francisco Hinojosa, es el mismo de A golpe de calcetín, La peor señora del mundo y Léperas contra Mocosos, que ya hemos comentado aquí, entre muchos otros libros más. Y les recomiendo que se den prisa en leerlo, o en releerlo si ya lo conocen, pues este librito ya ha sido adaptado al cine y está en proceso de producción, lo que quiere decir que en muy pocos meses más podremos gozar también de la película. Pero lean el libro primero, ya verán que lo van a disfrutar mucho. Además, podrán disfrutar de las maravillosas ilustraciones de Mauricio Gómez Morín.

. . . . . . . . . . . . . . .

La fórmula del doctor Funes. Francisco Hinojosa. Ilustraciones de Mauricio Gómez Morín. Fondo de Cultura Económica. Colección A la Orilla del Viento. Clasificación: Para los que leen bien. 1a ed., 1992; 2a ed., 1994; 16a reimpresión, 2012. 100 págs.


6 comentarios:

  1. mi maestra ya me leyo este libro fue haciendo pausas y me dejaba en la intriga pero por fin me lo leyo completo y eso me puso muy contenta la maestra no me decia el titulo me decia que yo se lo puciera y se lo puse pero ya no me acuerdo que le puse mi maestra se llama Montserrat Arroyo y yo Daniela Martines

    ResponderEliminar
  2. Este también es otro de mis favoritos! que nostalgia acordarme de él y ver si andaba en internet pero no lo encuentro tampoco

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. si cuententodo asta aurita pienso que es la megor pagina de libros

      Eliminar
    2. ¡¡¡Muchas gracias!!! No podemos contar todo porque de lo que se trata es de que ustedes lean el libro. Es nomás una probadita...

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar