miércoles, 20 de mayo de 2015

Con los ojos abiertos, de Francisco Hinojosa





[Literatura Juvenil]

Con los ojos abiertos
de Francisco Hinojosa

Jesús Guerra

Francisco Hinojosa es muy probablemente el autor de libros para niños más leído en nuestro país. Aquí en Tan-Tan hemos comentado algunos de ellos, como Amadís de anís... Amadís de codorniz, Aníbal y Melquiades, La fórmula del doctor Funes, A golpe de calcetín, La peor señora del mundo, y Léperas contra mocosos, seis de los libros más leídos y queridos de autor imprescindible.

Es importante tener en cuenta que Hinojosa ha escrito también varios libros para lectores adultos, novelas y libros de relatos, como Un tipo de cuidado, La nota negra y La verdadera historia de Nelson Yves, entre otros. Lo que Hinojosa no había publicado era un libro para jóvenes, y por fin lo hizo. Hace pocos meses se presentó su primera novela para jóvenes, una novela corta llamada Con los ojos abiertos.

Las novelas para jóvenes pueden adoptar muchas formas. En la literatura escrita en inglés, sobre todo la que se pone de moda en todo el mundo, suele ser una novela de fantasía, o de ciencia-ficción, en la cual a través de personajes muy cercanos a los superhéroes se tratan algunas de las características de la vida de los jóvenes. En la literatura francesa, y por lo general tambien en la mexicana, las novelas para jóvenes tienden a ser realistas y tratar las problemáticas diversas de los jóvenes de manera más directa. Este es precisamente el caso de la primera novela para jóvenes de Francisco Hinojosa.

Con los ojos abiertos trata de la vida de Sara, contada por ella misma a través de una especie de diario. Comienza cuando Sara tiene 15 años y medio, vive con su padre, que vende partes para carros y ni siquiera está segura de que el negocio del papá sea del todo legal, vive también con su madrastra y sus dos hermanastras (así como Cenicienta, por poner un ejemplo), y como su familia es muy disfuncional (como la de Cenicienta), Sara no sólo no está a gusto en su casa, sino que siente que su vida es un infierno. Un día, entonces, decide irse de la casa. Le roba a su papá 500 pesos y se va al departamento de un chavo con el que ha salido un par de veces, pero este tipo, a quien apodan el Zorro, no tiene buenas intenciones con ella. A los dos días de estar ahí con él, llega la "verdadera" novia del chavo y éste corre a Sara de su casa.

Sara se ve en la necesidad que recurrir a amigas y a amigos de amigas para poder irla pasando. Vive en edificios en ruinas, vende artesanías y cosas así, hasta que consigue un trabajo que por fin le gusta: hacerse cargo de un puesto de libros que está en los pasillos de la universidad, específicamente de la Facultad de Filosofía y Letras. Ahí comienza realmente a hacer amigos y conoce a un joven que estudia esa carrera, llamado Eliseo.

Eliseo tiene 21 años, lee muchísimo, es inteligente e interesante y a veces muy divertido. Y por supuesto tiene sus propios problemas. Aunque la familia de Eliseo tiene dinero pues su padre y sus hermanos mayores son comerciantes, Eliseo siente que no lo entienden y que quieren convertirlo en lo que ellos son. Además, Eliseo tiene un secreto, que obviamente no voy a revelar aquí. De hecho ya no les voy a contar más, sólo les digo que para cuando la novela termina Sara ya ha cumplido los 18 años.

Hay que ver la cantidad de temas importantes para los jóvenes que están retratados en esta novela de apenas 70 páginas. Las familias disfuncionales; la relación de los jóvenes con sus padres; el deseo de libertad; la necesidad de saber quién es uno y cuál es el lugar de uno mismo en el mundo; la necesidad de hacerse responsable de uno mismo; la importancia del conocimiento y de los libros para el crecimiento; el enfrentamiento de los jóvenes con la realidad; las relaciones que se establecen entre los jóvenes; la solidaridad; la amistad; el amor; las relaciones sexuales; las relaciones, a veces muy difíciles, entre los jóvenes y los adultos; y sobre todo algunos de los múltiples significados de crecer.

Yo sé que este libro les va a interesar a los jóvenes, porque independientemente de sus circunstancias sociales y económicas, se van a identificar en muchas cosas con los personajes centrales de esta novela. Además, se la recomiendo también a los padres de adolescentes y a los maestros de adolescentes, por si ya no acuerdan de cuáles son algunas de las problemáticas por las que pasan los jóvenes.

. . . . . . . . . .

Con los ojos abiertos. Francisco Hinojosa. Fondo de Cultura Económica, colección A Través del Espejo. Marzo de 2015. 70 págs.




1 comentario: