miércoles, 5 de noviembre de 2014

El bosque del verdugo, de Lucy Christopher





[Literatura Juvenil]

El bosque del verdugo
de Lucy Christopher

Jesús Guerra

Jon Shepherd es un ex soldado inglés que sufre de estrés postraumático, es decir que sus recuerdos de las situaciones de guerra que vivió son tan vívidos que por momentos cree que sigue en la guerra. Para Jon, al igual que para muchos excombatientes, es difícil volver a adaptarse a la normalidad. Vive con su esposa y su hija Emily en un pueblo de soldados retirados y pensionados, y de jóvenes que aspiran a ingresar al ejército. Y el pueblo está al lado de un bosque, de hecho el pueblo está algo metido en el bosque, por lo tanto el bosque forma parte de la vida de los habitantes del lugar. Los jóvenes entran al bosque para divertirse, para hacer ejercicio, para pasear, y algunas veces para ir de una sección del pueblo a otra. Jon Shepherd se la pasa en el bosque, y su casa está pegada al bosque, como si éste fuera parte de su jardín. Es el bosque lo que ve Emily desde la ventana de su recámara.

Una noche, Emily está preocupada porque su padre no ha regresado. Finalmente lo ve salir de entre los árboles con algo entre los brazos. Ella supone que se trata de un venado herido, pero cuando entra a la cocina, ve que se trata de una joven. Una joven muerta. Una joven que ella conoce, una chica de la escuela: Ashlee Parker. La chica de la que están enamorados todos los muchachos de la escuela. ¿Qué hace ella en brazos de su padre? ¿Qué hace ella, poco después, definitivamente muerta, acostada en la mesa de la cocina de su casa? ¿Qué significa todo eso?

Por supuesto, teniendo en cuenta el historial de salud mental del padre de Emily, todo el mundo asume que él mató a la chica. Quizá no lo hizo intencionalmente. Quizá se encontraba en una de sus regresiones, uno de esos momentos en los que él cree que aún está en medio de una batalla. Pero nadie duda de que él es el asesino de Ashlee Parker, con excepción de su hija Emily. Incluso la madre de Emily piensa que es la explicación más lógica, que su marido, en un momento de locura, asesinara a la chica.




En realidad también hay otra persona que cree en la inocencia de Jon, aunque el propio Jon no sabe qué sucedió esa noche. Esa otra persona es Joe, un amigo de Emily que está secretamente enamorado de ella.

De inmediato Emily siente lo que es la traición de muchos de sus supuestos amigos. En la escuela le dan la espalda o la confrontan por ser la hija de un asesino, de un enfermo mental. Ella sufre por eso y se refugia en la idea de que su padre es inocente. Pero si todos, incluida la policía, creen que su padre es quien mató a Ashlee, ¿qué puede hacer ella para demostrar su inocencia o para encontrar al verdadero culpable?

Como toda historia, ésta tiene otros enfoques. En este caso es el punto de vista de Damon Hilary, el novio (ahora ex novio) de la chica muerta. Damon estuvo en el bosque con varios de sus amigos y con su novia la noche en que ella murió, pero digamos que “se divirtió tanto” que a la mañana siguiente no recuerda cómo terminó la noche. Ni siquiera recuerda cómo llegó a su casa.

La novela está contada a dos voces, por tanto desde dos puntos de vista diferentes. Por una parte tenemos la narración de Emily, y por otra, en capítulos intercalados, la narración de Damon. Cada uno tiene sus motivos personales, pero el objetivo de los dos es el mismo: saber qué sucedió en el bosque la noche que murió Ashlee Parker.


Esta es la tercera novela de la escritora inglesa-australiana Lucy Christopher. En inglés sus novelas se llaman Stolen, Flyaway y la que ahora comentamos Killing Woods. Del primer libro existen, hasta donde sé, dos ediciones diferentes en nuestro idioma (con traducciones diferentes), la edición española, publicada por Booket, que se llama Sola. Carta a mi secuestrador, y la edición mexicana, publicada por Ediciones Castillo, llamada Robada: una carta a mi captor. De su segunda novela no tengo noticias de que exista traducción al castellano. El bosque del verdugo es la única novela de esta autora que he leído (hasta el momento) y me ha parecido estupenda. Es una verdadera novela de misterio (un thriller, una obra de suspenso) para jóvenes, y se mantiene cien por ciento en el plano de la realidad. No hay aquí personajes con superpoderes, no hay vampiros ni brujas ni zombis, nada sobrenatural, pues. Es un drama humano visto desde el punto de vista de dos jóvenes cuyas posiciones en la historia podrían verse como encontradas, y la verdad es que es muy emocionante, es de esos libros que no te dejan que los abandones para nada, te mantiene pasando las páginas porque los lectores necesitamos saber qué es lo que sigue a continuación. 

Vale la pena comentar que el diseño de interiores de este libro de Ediciones Castillo es muy bonito y muy eficiente. Nos permite leer con mucha comodidad y pasar y pasar páginas casi sin que nos demos cuenta. Y la portada también es buenísima. Mi sugerencia es que corran a conseguir y a leer esta novela, porque estoy seguro que la van a disfrutar enormemente.







. . . . . . . . . . . . . . .

El bosque del verdugo. Lucy Christopher. Traducción de Darío Zárate Figueroa. Ediciones Castillo. Colección Castillo de la Lectura. México. 2014. 368 págs.



1 comentario:

  1. Realmente amo sus historias!!! ♥_♥
    La recomiendo!!
    Saludos

    ResponderEliminar