sábado, 21 de septiembre de 2013

Vida de un piojo llamado Matías, de Fernando Aramburu




[Literatura Infantil]

Vida de un piojo llamado Matías
de Fernando Aramburu

Jesús Guerra

Aunque la consideramos como literatura infantil debido a su tema, la vida y las aventuras de un piojo que, en efecto, se llama Matías, en realidad se trata de una novela corta que pueden leer con mucho placer lectores de todas las edades, de hecho en la portada del libro, como una especie de subtítulo, dice «Una novela para jóvenes de 8 a 88 años».

La historia está contada por el propio Matías, desde su nacimiento... en realidad desde un poco antes. Cuando Matías era aún muy pequeño logró darse cuenta, por pura casualidad, que había nacido en la cabeza de un gigante humano, maquinista para más señas, de nombre Matías, y el nombre le gustó al piojito, así que decidió llamarse igual. Si algo lamentó Matías a lo largo de su existencia fue no haber conocido ni a su madre ni a su padre, pero qué se le va a hacer, así es la vida de los seres de su especie, que no forman familias. Lo que sucede es que Matías se volvió un piojo algo sentimental debido a que, mucho tiempo después (unas tres semanas), siendo ya un piojo adulto y habiéndose mudado a la cabeza de otro humano (el hijo del maquinista), a Matías le daba por irse a montar a un cabello de la frente del niño sobre cuya cabeza habitaba a ver televisión. Así se pasaba las tardes. Y quizá la influencia de las películas que veía fue la causa de su melancolía por no haber conocido a sus padres.

Pero antes, aún siendo un joven, Matías conoció a su hermana. Ambos lo dedujeron por su parecido físico, por el lugar en que nacieron y porque eran de la misma edad. Pero su hermana no tenía nombre ni le interesaba tenerlo, bastante contenta estaba con conocer a Matías. Ambos disfrutaban de la vida, y sorteaban los peligros habituales de los piojos, como las enormes tormentas jabonosas (los regaderazos del maquinista Matías), los calientes huracanes (de la secadora de pelo) y los ataques sorpresivos y aterradores de enormes púas (peines y uñas).

Sin embargo, su verdadera primera desgracia sucedió cuando ambos fueron hechos prisioneros por los piojos soldados del rey de la caspa, que los obligaron a trabajar en las «canteras», quebrando y cargando enormes pedazos de caspa para la construcción del nuevo palacio del insoportable monarca. Mucho tiempo sufrieron como esclavos, hasta que Matías y su hermana comprendieron que, aunque fuese cada uno por lado, tendrían que escapar de ahí...




La vida de Matías está llena de aventuras, y la narración que él mismo nos brinda es, por lo menos para nosotros, muy divertida y emocionante. Además, en lo que para nosotros es su corta vida, Matías aprende la importancia del respeto, la bondad y la justicia, lo que por desgracia muchos piojos y muchos humanos no llegan a entender jamás. La verdad, yo les recomiendo que consigan este libro y lo lean de inmediato, verán lo mucho que se van a divertir con las aventuras de este piojo llamado Matías. Además, las ilustraciones, de Raúl Arias, son una maravilla.

Como este libro ya había aparecido aquí, como una recomendación de la Librería del Fondo Carlos Monsiváis, pueden hacer clic aquí, para que lean más sobre el libro y sobre el autor, el narrador español Fernando Aramburu. 

. . . . . . . . . . . . . . .

Vida de un piojo llamado Matías. Fernando Aramburu. Ilutraciones de Raúl Arias. Tusquets Editores. Colecciones Andanzas y Maxi. 116 págs.


No hay comentarios:

Publicar un comentario